Pocas son las ciudades mayas que se han conservado a través del tiempo como digno ejemplo de la persistencia cultural que tuvieron los antiguos habitantes del estado de Quintana Roo, y una de esas escasas presencias es la ancestral capital maya de Cobá.

Si te consideras una persona intrépida como para escalar la pirámide más alta del mundo maya, la recompensa será una de las más impresionantes panorámicas de la zona, ya que Cobá se encuentra en medio de la jungla y está rodeada de lagunas. Con más de 40 metros de altura, Nohuch Mul, que significa “montículo grande”, es la mayor pirámide de la península de Yucatán.

Camina bajo la sombra de los árboles, y disfruta los sonidos y el color verde de la selva. No tardarás en hallar exóticas aves y, con un poco de suerte, monos aulladores.

 ¿Buscas una buena opción para recorrer el área?

 Si estás cansado y quieres interactuar con los lugareños, también puedes rentar unos triciclos convertidos en bici-taxis. Los conductores no tardarán en entablar plática contigo.

El pequeño pueblo de Cobá es un entorno natural agradable por la frescura de su gente y la finura de su vida cotidiana, matizada con la gracia de sus mujeres, la sencillez de sus viviendas o palapas, la grata explosión de color de sus artesanías y vestiduras, y el delicioso conjunto de sonidos y alimentos que hacen de este lugar un verdadero paraíso.

El comercio entre la costa del Caribe y las ciudades asentadas tierra adentro, tenían como punto de conexión a Cobá. Los Sacbés (caminos blancos) eran redes de caminos que aquí se interceptan. Dichos senderos de piedra caliza podrían tener entre tres y diez metros de ancho. El más largo conecta Cobá con Yaxcuná, a 96 kilómetros de distancia.

Aunque se cree que los Sacbé también tenían importantes rituales, para los investigadores aún es una incógnita por qué los mayas los construyeron, pues las culturas prehispánicas no usaron la rueda con fines motrices.

Si te sofocas luego de todo este paseo, en el camino a Tulum, puedes darte una zambullida en las aguas cristalinas del Gran Cenote.

¡Cobá está esperando que lo descubras, no esperes más y ven a conocer este imponente lugar en medio de la selva maya!

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!