Absolutamente todas las propiedades cuentan con un valor catastral y un valor comercial que puedes conocer simplemente tomando en cuenta sólo algunos aspectos del inmueble. Si piensas invertir en bienes raíces o vender una casa, debes tomar en cuenta esta información para poder calcular el valor catastral y utilizarlo a tu favor.

El Catastro Inmobiliario es un registro que administra todo municipio o estado, en el cual se plasma el valor total de un terreno o inmueble y ayuda a determinar el precio de venta de una propiedad en el mercado.

La importancia del valor catastral de cualquier tipo de propiedad, gira en torno a aspectos como su ubicación, tamaño y tipo de terreno. Basado en este registro, puedes conocer el total de predial que deberás pagar y el periodo de tiempo en el que este deberá ser cubierto.

El trámite se realiza por medio de un notario público que legaliza el acto, el costo de sus honorarios no se encuentran cubiertos por un crédito hipotecario y, dependiendo de las condiciones económicas de un país o estado, el valor catastral de una casa puede elevarse más de 10 por ciento cada año.

El valor catastral se calcula tomando en cuenta los siguientes aspectos:

Se verifica el tamaño y uso del inmueble.

El tamaño del inmueble influye ampliamente en el valor catastral, debido al aumento del consumo en servicios, acabados y materiales que una gran construcción utiliza en comparación con una pequeña.
Así mismo, de acuerdo con el tamaño del terreno en donde se construya la casa, el precio del metro cuadrado podría variar y aumentar o disminuir el valor catastral, provocando que los dueños paguen más cantidad de predial que en otra propiedad.

El uso que se le dé al inmueble influye de igual manera. Debido a condiciones económicas y de consumo, una propiedad habitacional no paga lo mismo que una propiedad utilizada como local comercial.

Para conocer el tamaño del inmueble puedes consultar las escrituras de propiedad, ya que, por ley, esta información debe incluirse en este certificado y validarse con un avalúo inmobiliario ante un notario público.

Se calcula la antigüedad de la construcción y su valor actual.

Así como el tamaño y uso que se le dé al inmueble, la antigüedad de su construcción y calidad de sus materiales es de gran importancia para calcular el valor catastral y, posteriormente, el valor comercial.

La depreciación es un fenómeno económico dado por el desgaste que sufren los inmuebles con el uso y paso del tiempo, provocando que su precio comercial disminuya.

Esto ocurre sin tomar en cuenta factores externos que podrían ayudar a que este desgaste se compense, como las nuevas construcciones alrededor de la zona, vías de comunicación o accesos y todo aquel aspecto que pueda ayudar a aumentar la plusvalía inmobiliaria de la propiedad.

Esta cifra también puede ser conocida realizando un avalúo inmobiliario que tome en cuenta la fecha de construcción de la propiedad y la resistencia de los materiales utilizados.

Se consulta el monto del valor del suelo determinado por las autoridades.

Este se puede dividir en tres tipos:

· Colonia catastral tipo “área de valor”: El área de valor se define como un grupo de manzanas o cuadras con estructura similar, dinámica inmobiliaria, equipamiento urbano y propiedades con características similares.

· Tipo “enclave de valor”: un conjunto de manzanas o cuadras en donde los lotes se utilizan con propósitos habitacionales y que, en calidad, construcción y tamaño, se diferencian de las demás manzanas o lotes a su alrededor.

· Tipo “corredor de valor”: este tipo de colonias colindan con una avenida, calle o boulevard público. Su actividad económica influye en el aumento del valor comercial del suelo, sin importar su entrada principal o las rutas de acceso con las que cuente la zona.

Tras conocer en qué tipo de suelo se encuentra el inmueble, tan solo deberás conocer su valor unitario. Este monto, referido al valor del metro cuadrado y el valor catastral de un inmueble, los impone el municipio y pueden cambiar de acuerdo al estado en donde se ubique la propiedad.

Cada estado cuenta con sus propios lineamientos y tarifas, por lo que, si te interesa conocer el valor catastral y valor comercial de tu propiedad, deberás consultar esta información en la oficina local o portal de información del lugar en donde inviertas.

Esta información es muy útil si te encuentras en la búsqueda de la propiedad ideal con la que quieres asegurar tu futuro. ¡Así que no lo dudes! Comienza los trámites ahora y aprovecha las ofertas inmobiliarias que tenemos para ti en Tulum, simplemente escríbenos un correo a info@lovetulum.mx y uno de nuestros asesores te contactará de inmediato.

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!